VERDADES LATINAS I
VERDADES LATINAS I
 
PRIMEIRA PÁGINA
EXPEDIENTE
HEMEROTECA
ELEIÇÕES LATINAS I
REPORTAGENS I
FIGURAS LATINAS I
EDITORIAIS LATINOS I
OPINIÃO ALHEIA I
PESQUISAS LATINAS I
PESQUISAS LATINAS II
LIVROS LATINOS I
ECONOMIA LATINA I
IMPRENSA LATINA I
VERDADES LATINAS I
VERDADES LATINAS II
ESCÂNDALOS LATINOS I
ESCÂNDALOS LATINOS II
PROTESTOS LATINOS I
FLAGRANTES I
FLAGRANTES II
PROPAGANDA LATINA I
HUMOR LATINO I
RECORTES LATINOS I
RECORTES LATINOS II
MUNDO AFORA I
imagen
imagen
imagen
imagen
BBVA anima divulgando esperanças:
‘La economía española crecerá 1,3 % este año y 2,3 % en 2015’
La economía española crecerá el 1,3 % este año y el 2,3 % en 2015, según ha publicado hoy BBVA Research, que eleva en dos y cuatro décimas, respectivamente, sus anteriores previsiones para estos ejercicios, gracias a mejoras como la reforma fiscal. El servicio de estudios ha publicado hoy el último informe Situación España, en el que se sitúa entre los análisis más optimistas sobre la evolución del PIB para 2015.

El Banco de España pronostica un 1,3 este año y un 2 % el que viene, mientras que el Gobierno elevará en septiembre el 1,2 actual (en ningún caso por encima del 1,5 %) y el 1,8 del año próximo.

El responsable de Economías Desarrolladas, Rafael Domenech, ha indicado a Efe que la reforma fiscal puede aportar dos décimas adicionales al crecimiento del PIB el próximo año.

Basa esta previsión en que la reforma supone una mejora en la estructura fiscal al rebajar el IRPF y sociedades y en que amplía las bases, pero al mismo tiempo reduce los tipos efectivos.

A su juicio, todo ello permitirá un aumento de la renta disponible de los contribuyentes.

En cualquier caso, recalca que todavía hay un margen "importante" para seguir mejorando la estructura fiscal.

En concreto, reclama, "tan pronto como sea posible y cuando las circunstancias económicas lo permitan", una bajada de las cotizaciones sociales y una subida de los impuestos indirectos.

Domenech asegura que esto originaría mayores ingresos para la Seguridad Social, menores gastos, "y lo que es más importante", permitiría crear empleo y acercar a España a la estructura fiscal de algunos países del norte de Europa.
imagen
BBVA también mejora sus previsiones sobre el mercado de trabajo y confía en que a finales de 2014 la tasa de desempleo se sitúe en 24,5 % y que al cierre de 2015 sea el 23,1 %.

La anterior tasa prevista era del 25,1 % este año y el 24,2 % el próximo.

Domenech señala que en el conjunto de estos dos años, si se cumplen sus previsiones de crecimiento, se pueden crear alrededor de 675.000 puestos de trabajo.

Asimismo, espera que las exportaciones, "que en algunos trimestres han mostrado signos de debilidad", tengan una evolución más positiva durante los próximos meses.

Esta opinión la sustenta en tres razones: un mayor crecimiento de la demanda externa de las exportaciones, una diversificación de sus destinos y un aumento de la capacidad de exportar de las empresas.

Para Domenech, el reto más importante este año y los próximos es crecer y hacerlo con una contribución positiva del sector exterior.

El analista del BBVA asegura que la recuperación va ganando fuerza "poco a poco", aunque advierte de que está lejos la posibilidad de poder hablar de que se ha superado la crisis.

Además, recomienda que continúe el proceso "indispensable" de reformas y que se adopten medidas que permitan crecer "de manera más intensa, más sostenible y más prolongada", y que se haga sin volver a incurrir en los desequilibrios de la expansión anterior a la crisis.

En cualquier caso, subraya que todavía quedan riesgos geopolíticos importantes para la recuperación económica internacional.

En este sentido, recalca que la suspensión de pagos en Argentina y sobre todo la crisis en Rusia y las posibles sanciones, pueden tener efectos importantes sobre el crecimiento de Europa y, por lo tanto, también sobre la recuperación de España.
LA RAZóN, de Madrid
imagen
imagen
Informe BBVA sobre las perspectivas de crecimiento de la economía española
.
imagen
imagen
imagen
RECOLHENDO OS 'FRUTOS'
Para 67% dos venezuelanos, a situação do país é negativa
La percepción de los venezolanos sobre la situación del país sigue empeorando, al punto que por cada ciudadano que considera que está progresando, existen tres que perciben que está estancado o en decadencia.

Esta es una de las principales conclusiones del último estudio de opinión pública de Consultores 21 en el cual se refleja que 67,8% de los ciudadanos consideran que la situación actual del país es negativa, 69% cree que el día a día es peor al de hace un año y 53% teme que en los próximos seis meses la situación se agrave.

La valoración de la situación económica -personal y del país- impacta directamente sobre el pesimismo de los venezolanos. 53% de los ciudadanos asegura que la situación económica personal y familiar es negativa y 58% considera que el estatus económico actual es peor al de hace un año.

Si se le pregunta a los venezolanos si el país está progresando, estancado o en decadencia, 44% dice que está en decadencia, una percepción que experimenta un crecimiento lento, pero sostenido, desde el primer trimestre del año 2012 cuando 32% decía que el país estaba en decadencia.

Solo 26% de los ciudadanos estima que el país está progresando, percepción que experimenta un descenso sostenido desde el primer trimestre del año 2012 cuando 43% de los ciudadanos considera que Venezuela progresaba. Que el 26% de los ciudadanos diga que el país está progresando es el peor registro (de este indicador en Consultores 21) en los últimos cinco años. Para el último trimestre del año 2007, 49% de los ciudadanos creía que el país progresaba.

Porcentualmente la cantidad de venezolanos que sostienen que el país está estancado no ha variado de forma importante en los últimos cinco años. Al cierre de 2007 esta percepción la compartían 25% de los ciudadanos, y al día de hoy lo hacen 28% de los venezolanos.
imagen
* El problema es la economía
Según Consultores 21 "el reconocimiento de los problemas económicos como los principales del país mantiene la tendencia de incremento desde el tercer trimestre del año 2012". En este momento 55,3% considera que los problemas económicos son más importantes que los políticos (22,4% considera que éstos son los más importantes) y los sociales (los más importantes para 20,7%).

* Responsabilizan a Maduro
Seis de cada 10 venezolanos responsabilizan al presidente Nicolás Maduro de los problemas del país.
Según Consultores 21 hasta 62,7% de los ciudadanos aseguran que el gobierno de Maduro es "culpable"; opinión que no comparten 35,9% de los venezolanos.
En el último año la asignación de responsabilidades a Maduro ha crecido cinco puntos porcentuales, pasando de 57,2% en el mes de junio de 2013 hasta 62,7%.

Las medidas económicas anunciados por el Ejecutivo Nacional (hasta el 22 de junio cuando culminó el estudio de Consultores 21) no han sido bien recibidas por los venezolanos, al punto que 56,5% de los ciudadanos consideran que las decisiones tomadas provocarán que "empeore la situación".

* La mala valoración de los anuncios económicos crece desde finales del año 2013, cuando 42,7% consideraba que los medidas anunciadas por el Ejecutivo Nacional empeorarían la situación (el rechazo creció 14 puntos porcentuales en los últimos siete meses).

La conclusión de la mayoría de los venezolanos (55,9%) es que el presidente Maduro "no está haciendo esfuerzos por mejorar su situación económica o la de sus familias"; con está percepción no concuerdan 41% de los ciudadanos, quienes aseguran que el Jefe del Estado está trabajando en que mejore la situación económica.

En términos generales la gestión del Gobierno no es bien valorada por los ciudadanos. Según Consultores 21 para 58,4% de los venezolanos el desempeño del Gobierno es negativo: 36% lo considera "muy malo", 16,8% asegura que es "malo" y 5,5% lo califican de "regular hacia malo".

La valoración positiva del Gobierno se ubica en este momento en 41%. Dentro de este grupo 8,8% creen que la gestión es "muy buena", 21,4% la cataloga como "buena" y 11,2% cree que es de "regular a buena".
Quienes evalúan la gestión de gobierno de Maduro como "muy buena o buena" continúan exhibiendo una tendencia a la baja, registrándose el valor más bajo desde los meses previos al referendo revocatorio del año 2004 cuando apenas 20% calificaba positivamente al gobierno de Chávez.

De los cinco líderes políticos (evaluados por Consultores 21) que generan más agrado entre los venezolanos, cuatro son dirigentes opositores: En el top se encuentran Leopoldo López (49,4%), María Corina Machado (44,8%), Henry Falcón (43%), Henrique Capriles Radonsky (43%) y Elías Jaua (40,8%). El presidente Maduro (40%) se encuentra en un nivel similar al de Jaua. Siguen en la lista Antonio Ledezma (39%), Jorge Arreaza (36%), José Vicente Rangel (35,7%), Diosdado Cabello (33%), Rafael Ramírez (33%) y Miguel Rodríguez Torres (31%).

El Perfil 21 de Consultores 21 se realizó del 7 al 22 de junio. Se realizaron 2.000 entrevistas en hogares con una cobertura urbano-rural. El error muestral, para un nivel de confianza de 95%, fue de 2,24%.
Texto de EUGENIO MARTINEZ publicado no diário EL UNIVERSAL, de Caracas
imagen
imagen
imagen
O PREÇO DA INSEGURANÇA
Na América Central seu combate equivale a 8% do PIB regional
El marero y su secuaz se limitan a cumplir las órdenes: mimetizados como transeúntes en la muchedumbre en la capital de Guatemala, y sin despertar ninguna sospecha, suben a un autobús del transporte público, muestran con discreción sus armas de fuego al conductor, le dan un teléfono móvil y le ordenan que, en menos de una hora, se lo entregue a su jefe.

Es el inicio de una millonaria negociación criminal. Cumplido el plazo anunciado, el jefe o propietario de la empresa de transportes recibe una llamada en el móvil entregado a uno de sus chóferes y escucha la demanda: si no paga unos 6.000 dólares por semana, los conductores serán asesinados en algún tramo del recorrido y sus autobuses serán incendiados, con o sin ocupantes. La rutina es parte de la cotidianeidad urbana y rural en Guatemala, Honduras y El Salvador, y es ejecutada sobre todo por las maras 18 y Salvatrucha, las pandillas que, en diversas etapas del negocio de la extorsión, actúan como brazos armados del crimen organizado.

Un informe de la Cámara Americana-Guatemalteca de Comercio (AmCham), uno de los principales grupos de la iniciativa privada de Guatemala, reveló a finales de junio que las compañías del transporte de mercancías del país pagan 243 millones de dólares al año solo para contratar guardias jurados y aun así tienen que hacer frente a las extorsiones de las maras. Solo el sector del transporte destina el 12% de su presupuesto anual a la seguridad, pero no es el único afectado directamente por la violencia: la alimentación, industria manufacturera, agricultura, construcción y combustibles sufren mucho el acoso del crimen, según la Fiscalía General de Guatemala.

La cadencia de hechos es solo un pequeño detalle del impacto y del costo de la criminalidad y de la inseguridad en los tres países que conforman el Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) y convierten a la zona en una de las más violentas del mundo. El Banco Mundial ha calculado que lo que se gasta en seguridad, procesos judiciales y atención médica derivadas de la violencia extrema consume el 8% del producto interior bruto (PIB) de Centroamérica, equivalente a unos 19.500 millones de dólares. La cifra se dispara en el caso del Triángulo, donde el coste de la criminalidad y la prevención se dispara a más del 19% del PIB en el caso de Honduras, más del 14% en el caso de El Salvador, y casi el 9% en el de Guatemala; según el Instituto para la Paz y la Economía (IEP, según sus siglas en inglés), de Australia.
imagen
“La violencia tiene un alto impacto social y afecta a la capacidad de gestión del Estado, desvía los fondos del Gobierno para el desarrollo y al mismo tiempo reduce la inversión nacional y extranjera, aumenta los costos de producción y potencia el desempleo y la caída de la calidad de vida de la población”, dice la costarricense Lina Barrantes, directora ejecutiva de la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, en San José. “Obviamente, todo esto reduce las opciones de crecimiento y de desarrollo de los países”, subraya.

“Esta violencia trata de ser combatida con un aumento del gasto militar en la región. En 2013 Nicaragua, el país más pobre del área, incrementó su gasto militar el 27%, Guatemala y Honduras el 18%; mientras que Panamá el 11% y Costa Rica (sin ejército desde 1948) fue el que presentó menos gastos, con un aumento de 9,6% para comprar equipo de policía”, informa la fundación. La solución “no es la represión, es dar oportunidades a los jóvenes en educación, salud y empleo”, puntualizan desde el organismo.

En la misma línea, la guatemalteca Carolina Castellanos, directora ejecutiva de AmCham, explica que aunque Guatemala representa el 30% del PIB regional, debido a “la criminalidad” solo atrae el 9% de la inversión extranjera directa. La violencia agudiza el deterioro económico de una zona en la que, con una población de poco más de 43 millones de habitantes, cerca del 50% sobrevive en variados rangos de pobreza, en la que la subnutrición y el hambre golpean a 7,7 millones, de acuerdo con los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El panorama de inseguridad ha provocado una lenta pero constante fuga de compañías hacia la región. En marzo de 2013, la Asociación de Industriales de Honduras informó de que por el hostigamiento, 25 firmas habían salido del país, principalmente hacia México, en los últimos años. En El Salvador, el Consejo de la Pequeña Empresa reveló en mayo pasado que las extorsiones a compañías habían aumentado un 20% en los ocho meses anteriores y que el 76% de los perjudicados se abstenía de denunciar los delitos por miedo a represalias. El 90% de los pequeños empresarios sufre algún tipo de extorsión y “muchos” optan por vender sus bienes y “huir” del país, dicen en la patronal salvadoreña.

Al aumento de la criminalidad se suma la complicidad o la incapacidad policial. El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, una institución privada con sede en la capital guatemalteca y que sigue de cerca la relación entre el crimen y el retroceso económico, reveló en febrero pasado que la cantidad de asesinatos prácticamente se duplicó en la región de 2000 a 2012, a pesar de que el número de policías por cada 100.000 habitantes subió de 218 a 297. El índice de confianza en los cuerpos de seguridad es bastante bajo en toda la región Centroamericana, salvo en Costa Rica, según el último Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial.

“La mayor parte de los muertos está en el rango de 18 a 35 años y mayormente son hombres. Es decir, en la edad activa. El costo en pérdida del aporte a la productividad es altísimo, sobre todo en Guatemala, El Salvador y Honduras”, señala la guatemalteca Carmen Rosa de León Escribano, directora ejecutiva del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible de Guatemala. “Hay un alejamiento de la inversión no solo por la inseguridad sino por los costos que la prevención de la misma conlleva a quienes quieren hacer negocios en la región. Al final se encarece toda la cadena productiva haciendo que no se pueda ser competitivo en términos globales”, explica.

La evolución de los homicidios se divide en dos grupos, el del Triángulo Norte, con los escenarios más graves y tasas que, en el caso hondureño, llegaron a 79 asesinatos por cada 100.00 personas en 2013, y el de los menos graves, formado por Nicaragua, Panamá y Costa Rica, que cerró el año anterior con casi nueve homicidios por 100.000 habitantes.

¿Y los castigos? Con los tribunales atiborrados y con una ética judicial en mínimos, los criminales actúan con impunidad. Por eso, la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala sigue lamentando que no haya procesos penales que acaben con sentencias ejemplarizantes mientras sí aumentan las sentencias que sí hacen pensar que la impunidad es cada vez mayor.
Texto de JOSÉ MELÉNDEZ publicado no diário EL PAÍS, de Madrid
imagen
imagen
imagen
Com discurso de promessas
Ollanta Humalla arranca para os dois últimos anos de mandato
Entre la usual avalancha de cifras, obras, programas y logros, el mensaje presidencial del 28 de julio trajo auténticas novedades bajo el brazo.
A pesar de los calificativos de la prensa y la oposición –desde “frío” hasta “populista”–, también es cierto que la intervención del presidente Ollanta Humala trazó un camino para los próximos dos años que apuesta por un impulso a las inversiones y consolida el protagonismo de un sector del gabinete.

El asentamiento de un sector del Ejecutivo también contrastaba con el escenario del acto. El Congreso de la República se recuperó de una jornada de infarto dos días antes, cuando el oficialismo estuvo a punto de perder la presidencia de su mesa directiva y sufrió un nuevo cisma. Seis miembros de su bancada se fueron para confirmar la pobreza del manejo parlamentario y la improvisación de la que adoleció la conformación de Gana Perú (ver nota siguiente).

Al presidente todavía le debía doler la yaya parlamentaria. Para entonarse con los chifas de Capón, era el yin de la política y el yang de la economía.
imagen
Allí entró en juego una misteriosa inspiración y las ideas de John Maynard Keynes volvieron a levantar cabeza.

El Plan Nacional de Diversificación Productiva fue publicado en el diario oficial el mismo lunes 28.
Humala lo calificó como “una herramienta que será el gran norte del país para el futuro y que nos permitirá sostener el crecimiento económico a largo plazo”.

Consideró que “es la respuesta más pragmática y audaz que tenemos como gobierno frente a los cambios en el entorno internacional”.

El ministro de la Producción, Piero Ghezzi, es quien delineó el plan. Y, en términos económicos, divide el mensaje en dos grandes áreas.

“En una están las medidas contracíclicas keynesianas para remontar el bajo crecimiento de los últimos meses y estimular la inversión”, describe.

“En la otra se marca la estrategia a largo plazo en áreas como Educación, Salud, Seguridad Ciudadana e Infraestructura. El plan se inscribe ahí como un eje del desarrollo económico”. Y con José Gallardo en Transportes y Comunicaciones, quien fuera su coautor y jefe de gabinete, su desarrollo se encuentra apuntalado.

De ahí vienen los S/. 1,500 millones que serán ejecutados antes de fin de año en bonos para los pensionistas de la Policía y las FF.AA., además de elevar remuneraciones en el sector Salud y la pensión mínima de viudas y personas con discapacidad.

A eso se añaden las recientes medidas de estímulo y reactivación que totalizan S/. 6,500 millones que ingresan a circular.

Un tufillo de heterodoxia que la primera plana de Correo tradujo en que “huele a populismo”.

El expresidente Alan García twitteó que “solo un gobierno irresponsable busca popularidad al final gastando dinero que no crea y endeudando el futuro. Eso quita más confianza”.

“La madurez macroeconómica del Perú es de tal naturaleza que ahora es capaz de implementar estas políticas”, asegura.

Pone como prueba la elevación de la calificación crediticia del Perú de Baa2 a A3 que la agencia Moody’s anunció a inicios de julio. Es la primera vez que el país obtiene una nota A en deuda de largo plazo en moneda extranjera.

“En este caso, el mercado no se preocupa que gastemos más. El país es capaz de reducir los ciclos económicos con dinero que va directo a la vena. No es una política populista”.

Richard Francis, director de calificaciones soberanas de Standard and Poor’s pareció darle la razón cuando se declaró de acuerdo con el mensaje.

Como lo reveló en los días previos al discurso también se discutió la posibilidad de modificar el marco tributario –y más específicamente reducir el impuesto a la renta– para estimular la inversión.

Pero según narra Ghezzi, al final primó la noción de que “los procesos rápidos de reactivación del crecimiento se dan más por gasto público que por inversión”.
imagen
Antes de anunciar algo relacionado “con medidas impositivas”, dice, “tiene que ser muy pensado”.

Con respecto al plan de diversificación, Ghezzi sostiene que se viene avanzando de modo importante en flexibilizar las regulaciones y reducir los tiempos de trámites.

“Hemos metido varios goles en el corto plazo”, celebra. Están por salir 10 estudios regionales para identificar potenciales sectores de crecimiento y la contratación de una consultora internacional que profundice esa exploración.

“Algunos comentaristas son más ideologizados que el propio sector privado”, dice sobre quienes fruncen el ceño con la idea de añadirle motores al crecimiento económico.

“Se ignora toda la evidencia mundial sobre los incentivos a determinados sectores”, responde. “El Estado siempre interviene”

Algún otro paradigma también se rompió durante el mensaje.
El pliego presupuestal de Educación es el que atrajo más titulares. Son S/. 4,000 millones más que se harán efectivos en el 2015. En la mejora del sueldo a los maestros se van S/. 1,000 millones y S/. 2,500 millones en infraestructura.

Pero según el ministro de Educación Jaime Saavedra, el déficit de infraestructura escolar en el país es de aproximadamente 10% del PBI. Más de S/. 60 mil millones.

Cuando en febrero pasado Saavedra se montó al caballo, encontró que, al ritmo de gasto en el que íbamos, esa brecha se cerraría en más de 15 años. En ese momento tenía claro que iba a ser necesario subir impuestos para financiar el forado ( (CARETAS 2324 – Laberitno Educativo).

Pero en el camino, y con la sensibilidad tributaria a la que alude Ghezzi, encontraron otro principio de solución.

Humala anunció que “buscaremos mediante mecanismos de obras por impuestos y alianzas público-privadas agilizar inversiones en ese rubro”.

Y el asombro vale de nuevo: ¿qué cosa? ¿Meter al sector privado a manejar colegios públicos?

En el primer caso se incluyen 13 Colegios de Alto Rendimiento (COAR). Cada internado recibirá a 300 alumnos con calificaciones sobresalientes que cursarán tercero, cuarto y quinto de media. La inversión en infraestructura por cada COAR será de S/. 40 millones aproximadamente. Serán licitados en tres paquetes (norte, centro y sur).

El plazo de concesión es 20 años. El Estado paga máximo el 30% a la entrega de la obra y el 70% restante en 10 años. Pero el privado también recibe pago anual por el equipamiento, mantenimiento y los servicios de residencia (desde el hospedaje hasta la peluquería). De la Educación, y eso lo remarca Saavedra a CARETAS, “se encarga el Estado”.

Los colegios en riesgo son 275. Los que están en Lima, por ejemplo, demandarán una inversión de aproximadamente S/. 20 millones cada uno. La APP también se encarga del equipamiento, el mantenimiento y la operación de servicios complementarios (cafeterías, centros informáticos).

En el caso de los cinco primeros institutos tecnológicos que entrarán en las APP, el modelo sí contempla la posibilidad de que el privado asuma la gestión educativa.

“Estamos abriendo un camino nuevo y yo estaría muy contento si logramos cerrar entre S/. 300 y S/. 400 millones este año por vía de APP”, dice el ministro.

Adicionalmente, ya se presentó una cartera con 4 mil proyectos de infraestructura que pueden ser ejecutados bajo la modalidad de Obras por Impuestos.

Saavedra adelanta que se prepara una propuesta legislativa para que los gobiernos regionales con canon aporten una contrapartida de inversión en infraestructura a la que hace el gobierno central.

En el caso de Salud, Humala anunció un aumento del presupuesto en S/. 2,500 millones. También calculó que al final de su gobierno habrán invertido S/. 11,800 millones en infraestructura y equipamiento de hospitales, “el triple de la inversión acumulada en los 10 años anteriores”.

Con respecto a las APP, mencionó los nuevos hospitales del Callao y Villa María del Triunfo, que son los primeros en funcionar bajo la figura, que además de la construcción gestionará el funcionamiento de los nosocomios por 30 años. La dupla IBT Health, con sede en Miami, y el grupo español Ribera llevan el negocio.

No se refirió a otros ejemplos, pero Proinversión y el Reino Unido acaban de firmar un convenio para identificar proyectos APP en Salud, Educación, Justicia y Producción.

La misma consistencia no pudo transmitirse en un área tan sensible y determinante como la de la Seguridad Ciudadana. En los tumbos pendulares para escoger a sus ministros del Interior, Humala decidió mantener en el cargo a Daniel Urresti, lamentablemente cuestionado por un grave caso de Derechos Humanos que puede pasar a juicio si así lo determina el Ministerio Público.
El presidente repitió la ráfaga de cifras que publicita el ministro en sus frecuentes incursiones mediáticas.

“Entre julio del 2013 y julio de este año se ha detenido a 160 mil personas por delitos diversos, desarticulando 4,767 bandas”.

El problema es que, en lo que va de este gobierno, la población penitenciaria ha pasado de 48,700 personas a 70,700. Cuando se apagan los fuegos artificiales, resulta que la gran mayoría de detenidos ya está en la calle.
Texto da revista CARETAS; infográfica do diário LA REPÚBLICA, ambos de Lima
imagen
imagen
imagen
A dimensão de um delito invisível
No primeiro dia Mundial contra a TRATA de pessoas
Según la información de organismos especializados, esa actividad ilegal es el segundo "negocio" más lucrativo en el mundo; un comercio que mueve 32 mil millones de dólares al año en ganancias ilegales.

Entre lo más grave, se destaca que 198 países están relacionados con la explotación sexual, laboral o de otra índole.

El 48% son víctimas de explotación sexual, y 59% son mujeres mayores de edad y 14% son hombres mayores de edad.

Rusia, es el país con más personas en situación de trata, mientras que la Unión Europea es el principal destino mundial de las víctimas.

Uno de los problemas para combatir el flagelo es que la Trata de Personas, es un delito invisible, ya que muchas de las víctimas prefieren callar, debido al miedo que produce.

En Ecuador, existe el Plan Integral contra la Trata de personas. Tiene como población objetivo a todas las personas que han sido víctimas de la Trata en sus diversos fines, sean mujeres, hombres o personas transgénero, tanto adultos como menores de edad, sus familias y entornos sociales, así como a potenciales víctimas de esta problemática. Las acciones de prevención están destinadas a la población en general.

En en país, la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, inició este año una campaña de información pública en el aeropuerto internacional de Quito, con el propósito de generar más conciencia contra la trata de personas y el tráfico ilegal de migrantes, lo que cuenta con el apoyo del gobierno.

La trata de personas, según el organismo internacional, "es una violación de los derechos humanos y es además un delito y una actividad lucrativa para las redes criminales".

Ecuador es un país de origen, tránsito y destino de víctimas de ese flagelo. Según cifras oficiales, en 2013, las autoridades recibieron 72 informes de trata de personas y contrabando de migrantes, lo que condujo a 19 arrestos. Por otra parte, 28 víctimas fueron rescatadas de esas redes.

Entre el 2010 y el 2011 hubo un total de 40 detenidos por ese delito y 128 víctimas rescatadas de este ilícito, según información del Ministerio del Interior.

El informe global de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) revela que el 66% de las víctimas son mujeres, el 13% niñas y el 9% niños. Además que el 79% de las víctimas están destinadas a la explotación sexual y el 70% vive bajo encierro y amenaza.

La mayoría de los migrantes ingresados a Ecuador están en ruta hacia Estados Unidos y proceden de Cuba, India, Pakistán, Bangladesh y China, según la OIM. En el caso de los haitianos, estos suelen ser movidos a través de Ecuador con destino Chile y Brasil.
imagen
AGENCIA DE NOTICIAS ANDES, de Quito
imagen